sábado, 3 de octubre de 2009

¿Por qué ladran en cadena los Perros?

¿Por qué ladran en cadena los Perros?


Si vive en un vecindario con más de un perro, sin duda habrá oído las infaustas “cadenas de ladridos”, el equivalente canino a un canon musical. Un perro inicia el barullo y los de los alrededores se le unen instantáneamente.

En ocasiones, todos ladran a lo mismo, como cuando un ciclista pasa por delante de sus casas. En cambio, en otras, nadie sabe por qué ha empezado a ladrar el primero.

“En cuanto a las actividades de grupo, a veces es cuestión de parecer, o en este caso sonar, más grandes de lo que son”, dice el Dr. Mark Feinstein, experto en conducta animal y decano de ciencias cognitivas en el Hampshire College de Amherst, Massachusetts. “Pasa en los ganados y, quizá, la cadena de ladridos sea algo similar.”

No obstante, algunos perros no reaccionan de este modo. Las grandes razas pastoras, como los perros ovejeros kuvasz o maremma, serían de las primeras en abandonar la cadena, porque se las ha educado para vivir entre el rebaño que cuidan y hacer demasiado ruido lo espantaría. En cambio, los perros rastreadores, como los bassets y los saint-huberts, son muy ladradores, como los terriers, entrenados tradicionalmente para indicar ladrando a sus amos que han encontrado caza o alimañas.

Fuente: El Lenguaje Canino; Matthew Hoffman

No hay comentarios:

Publicar un comentario