sábado, 6 de febrero de 2010

El Perro de los Pirineos

El Perro de los Pirineos

El perro de los Pirineos es un perro grande y fuerte cuyo origen se remonta a los antiguos mastines. Al parecer, comparte un ancestro con el mastín del Pirineo, el kuvasz y el perro de pastor de Anatolia. Utilizado durante mucho tiempo como guardián de rebaños de ovejas para protegerlas del ataque de osos y lobos, hoy en día sigue desempeñando ese papel pero también los de perro de rescate de montaña, de tiro, de guardia y de compañía. El perro de los Pirineos suele ser cariñoso con la gente que conoce pero, aunque su temperamento parece haberse atemperado, sigue resultando muy imponente por su tamaño y puede mostrarse receloso con los extraños y agresivo con otros perros. Se recomienda sociabilizarlo y adiestrarlo desde pequeño si se quiere tener como mascota.

Altura: 63-81 cm.
Peso: 38-57 Kg.
Esperanza de vida: 11-13 años
Origen: Francia
Descripción: Perro muy grande y musculoso. Cabeza en forma de cuña con el hocico ancho, las orejas triangulares y caídas y la cola empenachada con la punta curvada hacia arriba. Pelaje denso, largo y áspero. Colores blanco o blanco con manchas canela, grises o amarillentas.

Fuente: Perros: Historia, descripción, fotografías; Bryan Richard

No hay comentarios:

Publicar un comentario